Impacto de la actividad antropogénica en el suelo de la reserva de la biosfera “el triunfo”, Chiapas (México)

  • Lourdes Adriano Anaya Universidad Autónoma de Chiapas
  • S. Nevy Quezada Argüello Universidad Autónoma de Chiapas
  • Manuel Rincón Rabanales Universidad Autónoma de Chiapas
  • Rito Coronel Niño Universidad Autónoma de Chiapas
  • Isidro Ovando Medina Universidad Autónoma de Chiapas
  • Miguel Salvador Figueroa Universidad Autónoma de Chiapas
Palabras clave: actividad antropogénica; calidad de suelo; reserva de la biósfera

Resumen

Se estudió el impacto de la actividad humana en el suelo de la Reserva de la Biosfera “El Triunfo”, Chiapas. Para ello se determinaron, a lo largo de un año, los valores de 14 parámetros, seis físico-químicos y ocho bioquímicos, en suelos de bosque, cafetal, pastizal y milpa. Los valores de los parámetros en el suelo del bosque fueron diferentes significativamente a los de cafetal, pastizal y milpa. Tomando como base el suelo de bosque se consideró que la actividad humana alteró negativamente la calidad del suelo. Para tener claridad del nivel de impacto se propuso una escala, de 0.0 a 5.0, identificada como Índice de Deterioro del Suelo (IDS), y se desarrolló el procedimiento para determinarlo en los suelos con alteración humana. El suelo de milpa tuvo el mayor valor de IDS, ubicándose en el rango de alta degradación. Los suelos de cafetal y de pastizal se ubicaron en el rango de mediana degradación. El procedimiento y escala de IDS se reforzó a través del análisis discriminante.

Citas

Abril, A. 2003. ¿Son los microorganismos edáficos buenos indicadores de impacto productivo en los ecosistemas?. Ecología Austral 13:195-204.

Acosta, Y., y Paolini, J. 2005. Actividad de la enzima deshidrogenasa en un suelo calciorthids enmendado con residuos orgánicos. Agronomía Tropical 55(2): 217-232.

Alvear, M., Pino M., Castillo C., Trasar-Cepeda C., y Gil-Sotres F. 2006. Efecto de la cero labranza sobre algunas actividades biológicas en un alfisol del sur de Chile. Revista Ciencia del Suelo y Nutrición Vegetal. 6: 38-53.

Alvear, M., Urra C., Huaiquilao R., Astorga M., y Reyes F. 2007. Actividades biológicas y estabilidad de agregados en un suelo del bosque templado Chileno bajo dos etapas sucesionales y cambios estacionales. Revista Ciencia del Suelo y Nutrición Vegetal. 7(3): 38-50.

Arango, G. 2005. Determinación de nitratos y amonio en muestras de suelo mediante el uso de electrodos selectivos. Revista Facultad Nacional de Agronomía. 58 (1):, 2733-2740,
Balota, E., Colozzi-Filho A., Andrade D., and Dick R. 2003. Microbial biomass in soil underdifferent tillage and crop rotation systems. Biology and Fertility of Soils. 38: 15-20.

Barrientos, D., Rouanet M., Parada C., y Pino N. 2009. Los microorganismos y la fertilidad biológica del suelo. Tierra Adentro. 48.

Barroti, G. y Nahas N. 2003. El fósforo y el encalado sobre las fosfatasas y la producción de Braquiaria ruziziensis y Cajanus cajal. Agronomía Tropical. 53: 209-225.

Brambilla, E., N. Kloster N., A Bono A., y J. Camiña J. 2013. Evaluación de métodos para determinar nitrato en suelo. Ciencia del Suelo (Argentina). 31(2): 245-252,

Broquen, P., Falbo G., Pellegrini V., Candan F. y Girardin J. 2003. Relaciones entre las forestaciones, la erosión del suelo y la potencialidad productiva en la transición bosque-estepa (Andinopataonia, Argentina). Investigación Agraria. Sistemas y Recursos Forestales 12(2): 99-110.

Carter, M. 2002. Soil quality for sustainable land management: Organic matter and aggregation Interactions that maintain soil functions. Agronomy Journal. 94: 38-47.

Cerón L. E., y Melgarejo L. M. 2005. Enzimas del suelo: Indicadores de salud y calidad. Acta Biológica Colombiana. 10(1): 5-18.

Contreras, F., Paolini J., y Rivero C. 2004. El uso de enmiendas orgánicas y su efecto sobre la actividad de las enzimas de deshidrogenasa y mineralización del carbono en suelos. Revista de la Facultad de Agronomía (Maracay). 30: 95-107.

Coughlan, M. P. 1985. Cellulases, with comment on their production and application. Biotechnology and Genetic Engineerig. 3:39-109.

De la Paz-Jiménez, M., de la Horra A., Pruzzo L., and Palma M. 2002. Soil quality: a new index on microbiological and biochemical parameters. Biology and Fertility of Soils .35: 302-306.

Defrieri, R. L., Effron D., Jimenez M. P., y Prause J. 2008. Influencia de especies forestales sobre la actividad de las enzimas fosfatasa ácida y proteasas en un suelo de bosque. Ciencia del Suelo. 26(2):177-182.

Diario Oficial de la Federación. 2002a Norma Oficial Mexicana NOM-021-RECNAT-2000; procedimiento 7.1.8. México. Diciembre 31 Segunda sección. 20-21.

Diario Oficial de la Federación. 2002b. Norma Oficial Mexicana NOM-021-RECNAT-2000; procedimiento 7.1.2. México. Diciembre 31 Segunda sección. 12-13..

España, B., Rodríguez E., Cabrera B., y Cecanti B. 2002. Actividades enzimáticas y contribución de residuos de cosecha de maíz al nitrógeno del suelo en sistemas de labranza, en los Llanos Centrales, Venezuela. Terra Latinoamericana. 20:81-86.

Freitas, V., A. Góis A., A.C. Vargas A.C., and S. Alves ST. 2015. Land use and changes in soil morphology and physical-chemical properties in southern Amazon. Revista Brasileira de Ciencia do Solo. 41:e0170034.

González-Ocampo, H. A., Cortés-Calva, P., Íñiguez-Dávalos, L. y Ortega-Rubio, A. 2014. Las áreas naturales protegidas de México. Investigación y Ciencia. 60: 7-15.

Hernández, A., Vera L., Naveda C.A., Guzmán Á. M., Vivar M., Zambrano T. R., Freddy Mesías F., Ormanza, K., León, R. V., y López G. A. 2017. Variación de algunas propiedades del suelo por el cambio de uso dela tierra en las partes media y baja de la microcuenca Membrillo, Manabi, Ecuador. Cultivos Tropicales, 38(1): 50-56.

Inbar, Y., and Boehm J. M. 1991. Hydrolysis of fluorescein diacetate in Sphagnum peat container media for predicting suppressiveness to damping-off caused by Pythium ultimum. Soil Biology and Biochemistry. 23: 479-483.

Knorr, M. A., Boerner R. E. J., and Rillig M. C. 2003. Glomalin content of forest soils in relation to fire frequency and landscape position. Mycorrhiza.13: 205-210.

Kokalis-Burelle, N., Rodriguez-Kábana R., Weaver F. C. and King S. P. 1994. Evaluation of powderd pine bark for control of Meloidogyne arenaria and Heterodera glycines on soybean. Plant and Soil. 162: 169-175.

Marinari, S., Mancinelli R., Campiglia E., and Grego S. 2006. Chemical and biological indicators of soil quality in organic and conventional farming systems in Central Italy. Ecological Indicators. 6: 701-711.
Mohawesh, Y., A. Taimeh A., and F. Ziadat F. 2015. Effects of land use changes and soil conservation intervention on soil properties as indicators for land degradation under a Mediterranean climate. Solid Earth, 6, 857-868.

Morales, A., Castillo C., Rubio R., Godoy R., Rouanet J., y ,Borie F. 2008. Niveles de glomalina en suelos de dos ecosistemas del sur de Chile. Ecología Austral. 17:37-45.

Nichols, K. A. and Wright S. F. 2005. Comparison of glomalina and humic acid in eight native US soils. Soil Science. 170: 985-997.

Quintero, L., Ferrera-Cerrato D., y Etchevers B. 2003. Enzimas que participan en el proceso de vermicompostaje. Terra Latinoamericana. 21(1): 73-80.

Ramos, E., y Zúñiga D. 2008. Efecto de la humedad, temperatura y pH del suelo en la actividad microbiana a nivel de laboratorio. Ecología Aplicada. 7(1-2): 123-130.

Reynolds, W. D., Bowman B. T., Drury C. F., Tana C. S., and Lu X. 2002. Indicators of good soil physical quality: Density and storage parameters. Geoderma. 110: 131-146.

Robles, O., Grosso E., Zoppolo R., Lercari D. y Etchebehere C. 2010. Producción de tomate y dinámica microbiológica del suelo de invernáculo al aplicar vermicompostas. Avances en Investigación Agropecuaria.14(1):35-52.

Sadzawka, A., Carrasco M. A., Grez R., Mora M. L., Flores H. y Neaman A. 2006. Métodos de análisis de suelos recomendados para los suelos de Chile. Revisión 2006. Instituto de Investigaciones Agropecuarias, Serie Actas INIA No 34, San¬tiago, Chile, 164 p.

Sánchez-Arias, J., Paolini P., y Rodríguez P. 2010. Dinámica de las propiedades del suelo en bosques de Rhizophora mangle L. (Rhizophoraceae) en Isla de Margarita, Venezuela. Biología Tropical. 58 (2): 547-564.

Sardans, J., and Peñuelas J. 2005. Drought decreases soil enzyme activity in a Mediterranean Quercus ilex L. forest. Soil Biology & Biochemistry 37: 455-461.

Tabatabai, M. A., and Bremner J. M. 1972. Use of p-nitrophenylphosphate for assay of soil phosphatase activity. Soil Biology and Biochemistry. 1: 301-307.

Velázquez, A., Mas J. F., Díaz Gallegos J. R., Mayorga Saucedo R., Alcántara P. C., Castro R., Fernández T., Bocco G., Ezcurra E., y Palacio J. L. 2002. Patrones y tasas de cambio de uso del suelo en México. Gaceta Ecológica, 62: 21-37.

Wright, S. F.. and Upadhyaya A. 1998. A survey of soils for aggregate stability and glomalina, a glycoprotein produced by hyphae of arbuscular mycorrhizal fungi. Plant and Soil. 198:97-107.

Zamora, F. J., Pastor M., y N. Rodríguez. 2005. Cambios en la biomasa microbiana y la actividad enzimática inducidos por la rotación de cultivos en un suelo bajo producción de hortalizas en el Estado Falcón, Venezuela. Multiciencias. 5(1): 62-70.
Publicado
2019-10-18
Cómo citar
Adriano Anaya, L., Quezada Argüello, S., Rincón Rabanales, M., Coronel Niño, R., Ovando Medina, I., & Salvador Figueroa, M. (2019). Impacto de la actividad antropogénica en el suelo de la reserva de la biosfera “el triunfo”, Chiapas (México). Agricultura Sociedad Y Desarrollo, 16(3), 311-329. https://doi.org/10.22231/asyd.v16i3.1232